¿Te has preguntado alguna vez el significado de las flechas amarillas que señalizan el Camino de Santiago?

Sin duda, las flechas amarillas es el símbolo de la ruta jacobea junto con la concha de vieira. Todos seguimos el camino de flechas pero no todos sabemos de dónde procede la costumbre de señalizar de esta manera la dirección correcta; algunos incluso piensan que se trata de una tradición con siglos de antigüedad, pero no es así. Las flechas amarillas comienzan a verse por el Camino en 1984 y a día de hoy es uno de los símbolos del Camino de Santiago más representativos.

Elías Valiña es uno de los conservadores y promotores más importantes del Camino de Santiago. Nació en Sarria en 1929, se licenció en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Comillas y se doctoró por la Universidad Pontificia de Salamanca, presentando la tesis “El Camino de Santiago. Estudio histórico-jurídico” a comienzos de los 60. Fue sacerdote en O Cebreiro (Lugo).

Todo proviene de la brocha del párroco, de sus famosos botes de pintura amarilla y de su afán de señalizar el Camino de Santiago desde Roncesvalles para impulsar de nuevo la ruta jacobea y sacarla del olvido. Algo que parece que “O cura do Cebreiro” ha conseguido con éxito.

La pasión que le propiciaba el Camino de Santiago a Elías Valiña hizo que viajara con su Citröen dos caballos hasta Roncesvalles. Llevaba un cargamento de pintura amarilla, adquirida a bajo coste, ya que era el sobrante de la señalización de obras de las carreteras. Paraba en todos los puntos del Camino Francés donde fuera fácil perderse, algo bastante común hace algunas décadas, y pintaba flechas amarillas. También hizo varios trabajos de limpieza y recuperación de tramos perdidos de la ruta ya en Galicia.

A Valiña también se le atribuye el impulso para que se llevara a cabo la restauración del poblado histórico de O Cebreiro (la entrada del Camino a Galicia de impresionantes vistas),  y la organización de las primeras asociaciones de Amigos del Camino, que nacieron con el objetivo de preservar el legado de la ruta y el de las flechas amarillas.